Encuentro de formación permanente, Zona Austro.


El sábado 7 de enero se realizó el encuentro de formación permanente de las hermanas dominicas de la Inmaculada Concepción de la Zona Austro. Se inicia con el saludo por parte de la Hna. Rosita Zúñiga, coordinadora de la comisión de formación permanente, se procede a presentar a la Hna. Pompea, comboniana quien dirigirá el taller. Luego la Hna. Lucrecia Briseño nos ayuda con la oración y el canto "Te agradezco Señor", luego meditamos en el salmo 132 de la importancia de vivir en comunidad.

Se inicia la temática con los siguientes puntos o lineamientos:

- ¿Qué es la pertenencia? Es identificarse, sentirse acogida, valorada, defender a los demás, empoderamiento, hacer propias las cosas, servir, dar, cuidado de todo lo que me rodea para el servicio de los demás y un bien común. La pertenencia es identificarme y crear ese vínculo con mi comunidad. Es como una pata que le faltaría a una mesa. La pertenencia es Jesucristo que vive en nosotros, es Él a quien debo pertenecer, ser fraterna y hermana con todas, es donación, valorar a las personas y aceptarlas como son. La pertenencia está en el compartir la vida con las hermanas: con alegría, gozo, caminar juntas y servir en la comunidad y la misión confiada, sentir que pertenezco a la congregación y a Jesús. Encontrar a Dios en el rostro maternal de María, a veces tenemos orfandad espiritual. A veces nos olvidamos que Dios nos ama y nos llamó a algo grande y somos sus hijas. Podemos llegar a perder la memoria que somos hermanas, que pertenecemos a una comunidad. La pobreza del mundo de hoy es la soledad.

-El sentido de pertenencia es un rasgo propio de la naturaleza humana. Es probable que exista un gen que rija esta actitud en el útero materno. La pertenencia a la madre nos da seguridad y apenas comenzamos a hablar lo manifestamos anteponiendo a los sustantivos, los adjetivos posesivos: mi mamá, mi casa, mi profesión, mi trabajo, etc. Es una capacidad innata, un potencial que será reforzado u obstaculizado por el entrono. La relación que tiene una cosa con quien tiene derecho a ella ES PERTENENCIA; es decir, aquello que es propiedad de una determinada persona.

Cuando hay cariño, amor, fraternidad, nos buscamos y ayudamos, a veces nos falta querernos y debemos sentir la necesidad de estar con las hermanas. El sentido de pertenencia es sentirse parte de un grupo, una sociedad o una institución, esto tiene su origen en la familia, ya que es el primer grupo al que pertenecemos. Todo logro es un granito de arena para la Institución y también para la construcción de nosotros mismos. Debemos sentir orgullo de nuestra comunidad, es necesario desarrollar el sentido social de pertenencia.

-Cada persona tiene una historia en su vida y quien nos une es Cristo, es necesario decir a la hermana la actitud que no estamos de acuerdo. El mundo cambia cuando yo soy capaz de cambiar, es necesario dejarnos cuestionar. La pertenencia nos da seguridad y autoestima, es necesario hacernos una autoevaluación. Nos hemos comprometido a vivir el carisma, fidelidad, cumplir los compromisos comunitarios. Respetar a todos los miembros de su Institución o grupo, respetar el carisma y normas, el proyecto de vida. Es necesario Cristo en el medio, para lograr dialogar, así mismo es importante releer las constituciones.

Textos bíblicos:

Mateo 16, 24: "Entonces dijo Jesús a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame".

Hechos 4, 32-35: "La multitud e los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era en común entre ellos.Los apóstoles daban testimonio con gran poder de la resurrección del Señor y gozaban todos de gran simpatía. No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas, vendían y traían el importe de la venta y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad".

¿Cómo nos sentimos contagiadas con el Espíritu del carisma?

Nosotros los dominicos y dominicas hay algunos signos, uno es colocar las manos de la hermana en las manos de la autoridad, es ese signo que la hermana pone es decir “soy parte de esta comunidad” y la autoridad “confiamos en ti, eres bienvenida”. Los primeros años de formación son fundamentales y a lo largo de los años se va perdiendo ese sentido, pero a veces se va volviendo más débil, es como una mediocridad. Pasan los años y luego se va volviendo cotidiano, da pereza ir a la oración. Es necesario ser creativas en la oración.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Madrid E 11-74 y 12 de Octubre

Telf: (02) 2521930

Quito - Ecuador