Buscar
  • Dominicas de la Inmaculada

Lámpara Misionera visita la Casa Provincial.


En el marco del año jubilar por los 150 años de la fundación de nuestra Congregación; la lámpara misionera visitó las obras apostólicas de los países de Ecuador, Colombia y Estados Unidos, culminando en la Casa Provincial “Nuestra Señora de Lourdes” – Quito.

El envío de la lámpara misionera a nuestra hermana Provincia “Santa Rosa” – Perú; se hizo en un ambiente de oración y agradecimiento por suscitar en nuestra vida, reflexión, cuestionamiento y compromiso.

La luz ha sido la presencia de Dios en la comunidad, es la Palabra de Dios que cada día escuchamos y nos compromete a ser más hermanas. Esto implica iluminar con la Luz de Cristo nuestras cegueras, el servicio a nuestras hermanas mayores y a las personas con las que trabajamos en los diferentes apostolados. Es necesario descubrir las tinieblas que están apagando la luz y que no nos dejan iluminar, estamos llamadas a no ser instrumentos que apaguen la luz, sino que con nuestra vida podamos hacer visible esa LUZ que es Cristo.

Ha sido una oportunidad para pedir que esa luz ilumine las etapas de formación, valorar el esfuerzo, sabiduría y experiencia de nuestras hermanas mayores y que en nuestras obras apostólicas siempre optemos por los excluidos, siendo una Congregación viva y en salida…

Hemos experimentado que la “mecha” necesitaba una ayuda constante para mantenerse encendida, por lo que, estamos llamadas a ser dóciles y obedientes a la voluntad de Dios, para poder mantener encendida la lámpara de nuestra Congregación de Hermanas Dominicas de la Inmaculada Concepción, dejándonos iluminar de la luz de Cristo que existe en las personas que compartimos la vida y misión y así juntos iluminar a los demás; ésta lámpara la encendemos con la oración, sacrificio, servicio y amor al prójimo. Surge en nosotras estos cuestionamientos: ¿En qué o en quién estamos encendiendo la lámpara de nuestra vida?. ¿Cómo estamos siendo luz con las personas que comparten nuestra misión? Al recordar el origen de nuestra Congregación, el sacrificio, la compasión de madre Hedwige para con los excluidos de su época – los ciegos en Francia y los Leprosos en Ecuador nos preguntamos ¿Qué estamos haciendo hoy? ¿A qué realidad estamos dando respuesta?


100 vistas

Madrid E 11-74 y 12 de Octubre

Telf: (02) 2521930

Quito - Ecuador