Buscar
  • Dominicas de la Inmaculada

Luz Misionera en la Comunidad Santa Catalina de Siena.


“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas,

sino que tendrá la luz de la vida” (Jn. 8,12)

Para quienes compartimos la vida como Hermanas Dominicas de la Inmaculada Concepción en la Casa “Santa Catalina de Siena”, la llegada de la “LUZ MISIONERA” nos ha inspirado a aclamar con júbilo: ¡Verdaderamente ha Resucitado el Señor, Aleluya!. A Él la gloria, el honor y el poder por toda la eternidad, aleluya.

Para nosotras ha sido la llegada de Cristo Resucitado que con su luz radiante y esplendorosa viene a iluminar nuestro sendero para que continuemos encendiendo nuevas vidas, con la esperanza, confianza y seguridad en Aquel que nos ha amado hasta dar su vida.

Un encuentro intimo con Jesús para abrazar y amar la vida religiosa desde esta experiencia de luz, un camino de búsqueda y encuentro constante en nuestras vidas desde la oración personal. Esperanza de una vida con Jesús, una vida sin tinieblas; porque Jesús, luz del mundo, disipa las tinieblas de la mente y el corazón, así como las tinieblas de la comunidad para renovarnos constantemente con alegría.

Ha sido una bendición de Dios para esta época de nuestra vida, Él nos ha permitido sentir su presencia Trinitaria, que nos ayuda en el discernimiento personal.

Una historia que refleja gratitud, conversión y compromiso desde nuestro carisma de ser “Ser luz y verdad con Jesús”.


60 vistas

Madrid E 11-74 y 12 de Octubre

Telf: (02) 2521930

Quito - Ecuador